Para mitigar el impacto económico de las medidas de aislamiento social y suspensión de actividades de los establecimientos de control especial, las y los regidores del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez aprobaron el punto de acuerdo presentado por el Presidente Municipal, Oswaldo García Jarquín, mediante el cual se autoriza que los establecimientos comerciales con giro de bar, cantina, cervecería, mezcalería, centro botanero y similares obtengan un “Permiso temporal condicionado”, a efecto de que puedan reanudar actividades bajo la modalidad de restaurante o restaurante-bar.

“Con esta propuesta muchos tendrán la oportunidad de abrir bajo este condicionamiento especial que es temporal, y lo digo en términos de que muchos meseros, meseras, cocineros, cocineras, empresarios de este giro, verán una luz en el túnel”, dijo el edil al resaltar que han sido ya cinco meses en los que negocios con este giro han tenido que permanecer cerrados y por siguiente han visto afectadas sus finanzas y las de sus empleados.

“Hemos asumido la responsabilidad en el sentido de cuidar la salud, pero tampoco podemos ser omisos en la economía, la recuperación de los empleos y debemos darle la posibilidad a muchos hombres y mujeres de la capital de llevar de manera honesta el pan a su casa”, puntualizó el munícipe al hacer uso de la voz en la Sesión Ordinaria de Cabildo de este miércoles, efectuada de manera virtual.

García Jarquín enfatizó que el punto de acuerdo establece con claridad que quien no cumpla con las disposiciones sanitarias no solamente cerrará temporalmente sino inclusive hay términos que ameritan el cierre inmediato del establecimiento comercial, así como la revocación definitiva del permiso temporal.

Asimismo, resaltó que desde el comienzo de la pandemia el Ayuntamiento ha emprendido acciones para prevenir y atender la emergencia sanitaria, siempre privilegiando la salud de la población y trabajando de manera coordinada con los gobiernos estatal y federal.

Citó que el Gobierno Municipal de Oaxaca de Juárez ha sido ejemplo para otros municipios y entidades federativas que han replicado las acciones emprendidas, sin embargo, reconoció la importancia de retomar las buenas prácticas aplicadas en otras latitudes, como la Ciudad de México, donde hace poco se aprobaron medidas similares a la votada hoy por el Cabildo de Oaxaca de Juárez.

Durante la Sesión Ordinaria de Cabildo, el edil capitalino reconoció que estas medidas también responden a los llamados de los sectores empresariales, que han solicitado acciones y medidas para mitigar precisamente las afectaciones económicas que ha dejado la pandemia.

Al concluir su participación referente a este tema pidió “a las y los propietarios de este tipo de negocios que respeten el aforo autorizado y sobre todo a la ciudadanía que sea responsable en cuanto a las limitaciones que habría para poder ingresar a este tipo de establecimientos”.

La iniciativa presentada por el Presidente Municipal estipula que la medida será aplicable en tanto el semáforo de riesgo epidemiológico para el estado de Oaxaca se mantenga en indicador naranja, para lo cual los establecimientos de control especial deberán formalizar su petición de forma individual ante la Dirección de Economía.

Para ello, deberán presentar cédula actualizada de revalidación al Padrón Fiscal Municipal de su licencia, además de una carta compromiso de que operarán con venta de bebidas alcohólicas sólo con alimentos, dándole prioridad a estos últimos.

También contempla una carta, bajo protesta de decir verdad, en la que se asiente que cuentan con las condiciones necesarias que les permitan proporcionar el servicio de alimentos, la cual deberá estar acompañada de al menos cinco fotografías a color que permitan validar tales condiciones, así como una constancia de manejo de alimentos expedida por la Subdirección de Control Sanitario.

Los establecimientos a los que se hace referencia deberán sujetar su funcionamiento a lo dispuesto para el giro de restaurante-bar, contemplado en el Esquema de Reapertura de la Actividad Económica por Nivel de Riesgo Epidemiológico y deberán cumplir lo dispuesto en los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de la Actividad Comercial en el Municipio de Oaxaca de Juárez.

Es de señalar que la iniciativa propuesta por el Presidente Municipal, Oswaldo García Jarquín, y aprobada por las y los concejales, no generará pago de derechos a los solicitantes.

El regidor de Desarrollo Turístico y de Desarrollo Comunitario y Asuntos Indígenas, Luis Zárate Aragón, subrayó que es claro que este permiso es temporal y concedido de manera individual a los propietarios de cada giro que deseen la reconversión para reiniciar operaciones. Coincidió en la necesidad de poner énfasis en las visitas de supervisión y revisión que realicen los colaboradores municipales sobre los establecimientos.

En su oportunidad, el regidor de Desarrollo Económico y Emprendimiento y de Modernización Administrativa y Servicios Ciudadanos, José Manuel Vázquez Córdova, subrayó que se han atendido las observaciones de cámaras empresariales para la paulatina apertura de la economía municipal. Asimismo, recalcó que la entrega de permisos no es un cheque en blanco, pues quienes incumplan las reglas temporales de operación se harán acreedores de sanciones económicas, cierres temporales, revocación de licencias y hasta cierres definitivos.

Para el Síndico Hacendario, Jorge Castro Campos, la reactivación económica y reapertura paulatina son un desafío. Hizo un llamado a la población y a dueños de establecimientos a actuar de manera responsable a través del ejercicio y aplicación de medidas sanitarias para evitar contagios de COVID-19.

COMUNICADO