El Museo de la Filatelia (MUFI) de Oaxaca recuerda que la primera estampilla postal en México fue puesta en circulación el 1º de agosto de 1856.

Ello, después de que el 21 de febrero del mismo año el Presidente Ignacio Comonfort publicara el decreto que promulgó la creación de los sellos de correo, cuya edición se terminó el 31 de julio, para así ponerse a la venta el 1º de agosto.

Las estampillas se presentaron en una serie de cinco ejemplares, con denominaciones de ½, 1, 2, 4, y 8 reales en colores azul, amarillo, verde, rojo y lila del cual dependía el precio.

Llevaron plasmada la efigie del cura Dolores Miguel Hidalgo y Costilla en papel sin marca de agua, imperforados y grabados por el diseñador José Villegas, director de la Imprenta del Gobierno.

La impresión oficial se hizo en el Taller Litográfico del Gobierno, ubicado en la Calle de Moneda.

El tiraje fue de 987, 264 piezas para los timbres del medio real azul; un millón 417 mil 508 para los de un real amarillo; un millón 623 mil 483 para los de dos reales verde; 167 mil 160 para los de cuatro reales rojo y cien mil 649 para los de ocho reales lila.

FOTO PORTADA: El primer timbre impreso en México, 1856. SEPOMEX.