Fátima Antonio y Constantino Lazo, representantes del Grupo de Jóvenes Tejedores del Centro Cultural Comunitario de Teotitlán del Valle, externaron su preocupación por la escasez de agua que se está presentando en la comunidad, situación que afecta la actividad artesanal pues se utilizan importantes cantidades del líquido para lavar y teñir los textiles.

Otra inquietud es el uso importante de la leña que se usa en la preparación de los tintes, actividad que está ocasionando la deforestación en ciertas áreas de esta comunidad zapoteca.

Constantino Lazo, artesano, comentó que utiliza la grana cochinilla para teñir sus tejidos y para ello se requieren tres días e igual número de lavadas.

Sin embargo, para lograrlo utiliza agua potable que proviene de pozo.

Lamentablente el agua de pozo se está agotando al igual que la leña.

La mayoría de la gente, que también se dedica a tejer, usa el agua que viene de la Sierra.

Pero preocupa que hay personas que aún lavan sus prendas en el río y algunos usan tintes artificiales.

Lazo expuso que ya se está planteando la urgencia de reforestar para evitar la escasez de este combustible.

El llamado es también a que se tiñan las prendas con tintes naturales, pues de esa forma el agua de las lavadas puede ser reutilizable.

TEXTO Y FOTOS: SILVIA CHAVELA RIVAS