El teatro Macedonio Alcalá comenzó a edificarse el 4 de agosto de 1904, por instrucciones Rodolfo Franco Larráinzar, ingeniero del gobierno estatal de ese periodo.

Después de cinco años abrió sus puertas el 5 de septiembre de 1909, convirtiéndose en un gran ejemplo de la arquitectura modernista de influencias francesas, característica del Porfiriato.

Originalmente fue un Teatro Casino, denominado «Luis Mier y Terán» y más tarde se rebautizó como «General Jesús Carranza», en tiempos de la Revolución.

Fue en la década de los treinta que se le nombró finalmente «Macedonio Alcalá» en honor al músico y compositor mexicano del siglo XIX, autor del vals «Dios Nunca muere».

Además de obras de teatro, albergaba peleas de boxeo y funciones de cine, y fue hasta la remodelación ocurrida a finales de los 1990, a raíz del terremoto de 1999, que solo se restringió para uso cultural. Después de esta remodelación, abrió sus puertas en 2004.

El Alcalá ha sido testigo de marchas, plantones, revueltas, terremotos, calendas, y de una pandemia.

El público ha sido testigo, desde sus butacas, de óperas, conciertos, espectáculos de danza folclórica y contemporánea, obras de teatro, recitales poéticos, conferencias, congresos, y muchas actividades más que nos han hecho disfrutar, reír, llorar y hasta encolerizarnos. Ahora se encuentra cerrado y se desconoce cuándo reanudará actividades debido a la pandemia.

La emergencis sanitaria no impedirá el festejo de su cumpleaños 111. Los pianistas Eliseo Martínez y Pierre Arnaud le Guérinel grabaron un concierto a cuatro manos, el cual se transmitirá este sábado 05 de septiembre a las 18: 00 horas a través de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Television (CORTV).

El programa se compone de las siguientes obras: Sonata opus 6 de Beethoven, 2 movimientos, allegro y rondó; Danza húngara número 1 de Brahms; Pequeña suite de Debussy; y Mamá la Oca de Maurice Ravel.