En el estado de Tabasco, se aprobó la prohibición al acceso de las niñas, niños y adolescentes alimentos chatarra.

Tabasco, gobernado por Adán Augusto López, fue el segundo estado de la república mexicana en aprobar esta de legislación.

El congreso local, publicó en sus redes sociales, la aprobación del dictamen para reformar, adicionar y derogar disposiciones en la Ley de Salud del Estado de Tabasco, de la Ley de Educación del Estado de Tabasco, y de la Ley de Hacienda Municipal del Estado de Tabasco.

Esta aprobación consisten en la “prohibición de la venta, distribución, donación, dádiva y suministro de bebidas azucaradas preenvasadas, bebidas azucaradas carbonatadas, golosinas y alimentos preparados con predominio de carbohidratos refinados y grasas vegetales en su forma sólida que contengan ácidos grasos hidrogenados en su forma trans, a menores de edad”.

Es importante destacar, que las nuevas disposiciones también toman en cuenta el impacto que la publicidad pueda tener en los menores y acordaron una adición al artículo 146-Bis de la Ley de Hacienda Municipal del Estado de Tabasco que prohíbe la instalación de máquinas expendedoras de golosinas, refrescos o cualquier alimento mencionado en la reforma; y la colocación de cualquier tipo de publicidad referente a este tipo de productos a 300 metros a la redonda de cualquier centro educativo de nivel básico y hospitales.

Por su lado, el presidente de la Comisión de Salud local de Tabasco, Manuel Antonio Gordillo, indicó que esto es en favor de la salud pública de este demográfico, pues los índices de obesidad infantil en México son alarmantes.