En el Museo de Sitio Casa Juárez se aprecian aspectos de la vida privada y la trayectoria pública de don Benito Juárez, aun cuando en realidad la casa pertenecía a quien sería protector del joven Benito, pues en ella sirvió como ayudante en las labores domésticas y aprendiz de encuadernador.

El inmueble, construido en el siglo XVIII, se habilitó como pequeño museo histórico y se puso a disposición del público el 28 de diciembre de 1974.

A través de los distintos espacios se evoca la llegada del futuro Benemérito desde Guelatao a la capital del estado, y se dan a conocer aspectos de su vida cotidiana y familiar, su formación profesional, los inicios de su carrera pública en Oaxaca y su llegada a la gubernatura de la entidad y a la presidencia de la República, además de recrear el taller de encuadernación.

En el despacho y la sala se relatan los acontecimientos de la Guerra de Reforma, la Intervención Francesa y el triunfo republicano.

Esta casa fue propiedad de Antonio Salanueva, encuadernador de libros por oficio y fraile lego de la Tercera Orden de San Francisco (seglar incorporado, sin funciones eclesiásticas).

Es una construcción característica de la casa oaxaqueña del siglo XVIII, de un nivel, dos patios, baja altura y muros de adobe.

Aquí vivió de 1819 a 1828 don Benito Juárez, quien siendo niño, a los doce años de edad, llegó en busca de su hermana Josefa, que trabajaba como sirviente en la cercana casa de la familia Maza.

Fue acogido por Antonio Salanueva, quien lo adoptó, lo apadrinó, le facilitó recursos para su educación, le enseñó las primeras letras y lo ayudó a ingresar al Seminario de la Santa Cruz y después al Instituto de Ciencias y Artes del Estado, donde estudió la carrera de abogado, para continuar su ascendente trayectoria hasta llegar a ser gobernador de Oaxaca y presidente de México.

En el año de 1906, cuando se celebró el centenario del nacimiento del Benemérito, el entonces gobernador Emilio Pimentel, en nombre del gobierno del estado, adquirió la casa para reunir ahí objetos que hubieran pertenecido a Juárez.

La construcción fue convertida en museo y abrió sus puertas en 1933.

El mobiliario no es original de la época, pero logra recrear el ambiente de los años en que el prócer habitó allí. En 1974 se llevó a cabo la primera rehabilitación de la casa y se hizo aumentar su acervo.

En 1991 cerró sus puertas y hasta el 21 de marzo de 1996 fue reinaugurado el museo. Ahora guarda microfilmes y alrededor de 200 documentos facsimilares, además de contar con salas de exposición.

UBICACIÓN

García Vigil No. 609,
Centro Histórico, Oaxaca de Juárez.

+CERRADO TEMPORALMENTE POR LA PANDEMIA

FOTOS: INAH