El gobierno de Uruguay que dirige, Luis Lacalle Pou, anunció que durante verano las fronteras de su país permanecerán cerradas.

Este anuncio afectará el turismo del país, principalmente para la Punta Este, lugar que es visitado pro argentinos de alto poder adquisitivo.

Es por ello que señaló que es una decisión difícil, por lo que tendrá una reunión con su equipo económico y con el Ministerio de Turismo.

De acuerdo con el mandatario latinoamericano, se ha visto que países que no han cerrado sus fronteras en temporada de vacaciones han tenido un repunte en los contagios de la Covid-19.

“Muchos no van a compartir, es una decisión difícil. La estiramos, pero los elementos son contundentes. Va a ser un verano restringido, las fronteras van a estar cerradas”.

De acuerdo a especialistas, el cierre de Uruguay al turismo, podría representar una caída de hasta tres puntos en el PIB. Y es que, incluso las cadenas de balnearios del país, podrían quebrar ante la falta de turistas.

Así mismo, Lacalle ordenó el cierre por 15 días en el departamento de Rivera, la segunda región con más casos de contagios, sólo después de Montevideo.

Uruguay ha sido considerado uno de los países que mejor ha logrado gestionar la crisis por la pandemia de la Covid-19.