En lo que va del sexenio de Alejandro Murat, la cifra de feminicidios y desaparecidas en Oaxaca -con un registro de 403 y 703, respectivamente- sigue en aumento.

De los 403 feminicidios registrados a la fecha, 70 han ocurrido en 19 municipios de la región Costa, ubicándola como la tercera región más letal para las mujeres.[1]Los municipios en los que más feminicidios se cometieron son: Villa de Tututepec de Melchor Ocampo, 11; Santiago Pinotepa Nacional, ocho; San Pedro Mixtepec, siete; San Pedro Pochutla y Santiago Jamiltepec con seis cada uno y Santa María Tonameca, con cinco; Santa María Huatulco, dos.

Todos ellos dentro de los 10 municipios con alerta de género en la costa, la región con más municipios dentro de este mecanismo, lo que debe dar cuenta de la gravedad del fenómeno de la violencia en la región.

Por otra parte, de las 703 mujeres desaparecidas registradas en el estado, el 56% corresponde a niñas y adolescentes, y la Costa es la segunda región con más alto índice con 49 desapariciones, solo por debajo de Valles Centrales que tiene 110 y la Mixteca con 64.

De los 49 casos ocurridos en la región, 60% corresponden a niñas y adolescentes entre los 7 y los 17 años. El mayor número de casos se registra en los distritos de Juquila y Pochutla, con un 39% respectivamente[2], siendo el municipio de San Pedro Mixtepec, Juquila, el que presenta mayor número de niñas y adolescentes desaparecidas (6 casos).

De acuerdo con diferentes estudios e investigaciones, la desaparición y violencia feminicida están estrechamente vinculadas.

Según datos de organizaciones defensoras de derechos de la infancia, muchas de estas niñas y adolescentes son captadas por la trata, pues de cada 10 casos registrados a junio de 2019 en México, siete de ellos corresponden a una niña o mujer adolescente[3].

A pesar de investigaciones e informes que describen la desaparición de mujeres jóvenes como un hecho violento que va en aumento, recientes datos de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) destacan que 4 niñas, niños y adolescentes desaparecen diariamente en nuestro país; que existen más de 6 mil casos vigentes correspondientes a personas menores de 17 años y que son niñas quienes representan el 58% a nivel nacional.

Según informes recientes, la desaparición de mujeres en México está asociada a la trata de personas y a la industria del comercio sexual, “pues se trata de dos problemas que afectan de manera diferenciada a  las niñas y adolescentes, son prácticas sociales que permiten atentados violentos contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de niñas y mujeres y la imposibilidad de presentar físicamente un cuerpo impide demostrar judicialmente el paso de la huella de la violencia sobre él”[4].

A esto se suman los obstáculos que enfrentan sus familias, a quiénes se les culpa por no cuidar o educar “bien” a sus hijas,  se les cuestiona sobre la vida sexual o manera de vestir de las desaparecidas, lo que produce la estigmatización, culpabilización e incluso criminalización -sobre todo de las madres de las ausentes que son quienes asumen la búsqueda cuando enfrentan esta situación.

Frente a los feminicidios y la desaparición de mujeres en la Costa, exigimos:

-La actuación inmediata de las autoridades locales ante las denuncias por violencia contra las mujeres.

Que se garantice  la correcta implementación y evaluación de la Alerta de Género en Oaxaca y en la región y se destine mayor presupuesto para prevenir y sancionar la violencia contra mujeres, niñas y niños.

-Establecer una estrecha coordinación con las autoridades estatales y federales, municipales y comunitarias para proteger a las mujeres que se encuentran en riesgo y para garantizar el derecho a una vida libre de violencia.

-Atención especializada para niñas, niños y adolescentes hijes de víctimas de feminicidio o desaparición.

-La pronta actuación de las autoridades ante una denuncia por desaparición pues son fundamentales las primeras 72 horas para la localización de las mujeres.

COMUNICADO/CONSORCIO