Miss Norte de Santander fue un hito en la historia de los concursos de belleza en Colombia, al convertirse en la primera concursante sorda en hacer parte de un certamen de este tipo.

Yenifer Pulgarín quedó en segundo lugar en el concurso de Miss Universo Colombia, la noche del pasado 16 de noviembre, pero se ganó el cariño y respeto de muchos.

Pulgarín, quien nació hace 25 años en Pereira, es la menor de tres hermanas. Desde niña le dijo a sus padres que quería participar en reinados de belleza, pero, además, tenía cómo demostrar que las personas sordas pueden superar los obstáculos y alcanzar las metas que se propongan.

“Fui una niña llena de energías positivas, pero, lamentablemente, cuando estaba en la escuela, en algunas ocasiones tuve muchos inconvenientes, había cuestiones que realmente me afectaban”, le contó la concursante a las cámaras del Canal RCN.

“Había unos niños que me hacían bullyng, entonces, a veces, me culpaban por cosas que realmente yo no sabía. Mi familia siempre me apoyó y me decía: ‘tú puedes, tú puedes salir adelante, vas a hacer todo lo que tú quieras alcanzar, vas a ser modelo, vas a ser una niña muy hermosa, eres una niña muy hermosa’”, relató la modelo.

Ahora, es estudiante de administración ambiental, aunque hizo cinco semestres de ingeniería en sistemas. “Creo que es una carrera que va más acorde con mi personalidad y mis intereses. Me encanta la investigación”, afirmó, y luego agregó que ha logrado un buen entendimiento de los profesores.

Para ella es muy importante concientizar al mundo sobre la importancia del mensaje de la inclusión, donde a veces las personas con alguna discapacidad son ignoradas. “Es importante que los gobiernos promuevan una mayor inclusión de las personas sordas, pero lo es más que haya más sensibilización de las personas oyentes, porque muchas veces no saben cómo tratar a las personas con discapacidad auditiva y terminan relegándolos e ignorándolos”, afirmó.

En 2017, la pereirana ganó el concurso Miss Sorda Colombia y, como modelo, representó a Colombia en el Desfile Internacional de Moda para Sordos.

Yenifer también recalcó la necesidad de crear condiciones para la interacción entre las personas sordas y oyentes.