Tras la aprobación de la reforma a la Ley de Derechos de niñas, niños y adolescentes para prohibir la venta, distribución o promoción de la comida chatarra a este sector de la población.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, confirmó que en el gobierno de Peña Nieto las empresas de este tipo de alimentos obstaculizaron la creación de políticas públicas.

Así mimo, comentó que desconoce una disposición relacionada con los productores industriales de alimentos ultraprocesados, a partir de la cual tengan relación en la creación de políticas públicas para la prevención de enfermedades, aunque rechazó este posible planteamiento, pues “son los motores de la epidemia de obesidad.

Recalcó: “No es conveniente, como sucedió extensamente en el sexenio pasado, que los actores industriales o comerciales de estos productos participen en la generación de políticas públicas”.

Cabe mencionar,que a pesar de las polémicas que suscitó, Hugo López Gatell, brindó su apoyo y simpatía a la restricción de la comida chatarra para menores de edad, pues se trata de una propuesta que regula los productos envasados de alto contenido calórico y las bebidas azucaradas para este sector de la población.

“También le comenté el reto o el riesgo de que se infiltre todo tipo de cabildeo y presiones de grupos de interés económico, que suelen interferir con el esfuerzo legislativo, ya sea presionando o confundiendo la interpretación de los legisladoras”, concluyó.